miércoles, 30 de mayo de 2012

Capítulo 11


María se había enterado de los cuernos de Camila, y además Adam la había dejado por Camila, por tanto el ambiente no era muy bueno. Estábamos comiendo y nadie hablaba.

-Me pasas la sal,por favor.-dijo Camila a María.
-Tienes dos manos y no eres parapléjica por tanto, cógelo tú.-dijo María.
-No llego y tú estás al lado, me puedes hacer el maldito favor de pasármelo.
-¿Me quieres poner en evidencia delante de todo el mundo, es eso no?-dijo María llorando.
-No, yo solo quiero que me pases la sal.
-Sí, sal, lo que tú digas...me voy, total no me váis a echar de menos.
-Oh, María, no digas eso,siéntate otra vez y se una niña buena.
-No me da la gana-dijo con tono consentido y se marchó.
-Le ha afectado más de lo que creía.-dijo Camila
-Son muchos cambios y que le quiten el novio no hace que mejore el tema.-dije yo.
-Pero Camila le pidió perdón, y yo, no lo entiendo,¿que se supone que tenemos que hacer?-dijo Adam.
-Insistir, ella se está comportando como una niña pequeña, por orgullo, osea que hay que esperar a que se le pase la tontería.-dijo Lidia.
-Bueno, pero no estuvo bien.-dije yo, en defensa de María.
-Ya, pero no somos...vale, lo retiro, sí somos magos pero no sabemos el hechizo de “viaje en el tiempo”.
-Hombre, se podría inventar algo, pero a base de miles de años.-dijo Harry.
-Pues mejor no.-dije yo.
-¿Qué tal va la nueva, Marilyn?-dijo Violeta.
-Ella es poderosa, y está aprendiendo mucho, yo voy con ella a clase y hace cosas espectaculares.-dijo David.
-Me alegro.-dije.

Se oyó el teléfono de David, se sonrojó.
-Me llaman-dijo David.
-Ostras, no me había dado cuenta, y mira que ha sonado una canción de los Beatles, y sabes que eso es irresistible para mis oídos.-dije con una sonrisa irónica.
-Ahora vengo.-dijo David.
-Te echaré de menos.-dijo Violeta.
Cuándo se marchó Lidia dijo:
-Cuuuuuursiiiiiiii...
-No es cursi, es amor.
-Claro...lo que tú digas.



-Violeta, ven un momento.-dijo David cuando solo quedábamos yo y Lidia en la sala.
-¡A cotillear lo que dicen!-dije.
-Exacto-dijo Lidia.


-Mira,cielo, me cuesta mucho decirte esto, pero tengo una acosadora.-dijo David.
-¿Una acosadora?-dijo Violeta, más bien contenta que como debería estar.-¡Qué guay!
-¿Guay?, no me para de llamar, es pesadísima, pero me da pena, y tengo que decirte otra cosa...
-¿El que?
-Pues que como me daba pena le dije que le concedería una cita en plan amigos y de repente me besó, yo intenté apartarme pero me tenía agarrado del pelo y si me movía me dolía mucho, aparte llamaría mucho la atención en medio de el parque. Después de eso le dije que no quería nada con ella y se enfadó y para vengarse no para de llamarme.
-Oh, que mona, está enamorada.
-¿No te enfadas?
-Como me voy a enfadar porque alguien se haya enamorada de mi perfecto novio. De hecho me sorprendía que nadie se hubiera dado cuenta de lo increíble que eras.
-Entonces, es mejor que no te cuente mi plan...
-¿Cuál era tu plan?
-Fastidiarla.
-Bueno, por diversión tan solo, eh.
-De acuerdo.

Y así fue como se lo pasaron bomba hablando y “acosando” a su acosadora secreta, y todo esto sin nosotras, que gente...

Al día siguiente volvía de clases dónde me habían enseñado un poco más acerca de la burbuja defensiva y pasó algo horrible. Entré en la habitación y yacía Liam medio muerto. Me puse a llorar, a su lado estaba Marilyn también herida,pero mucho menos.

-Cariño, dime que aún respiras.-dije.
-Respiro...con dificultad.

Había una gran cruz en su camiseta, se la quité, ¡por dios! Cuánta sangre... enseguida pensé en él, en lo increíble que era y ahora se iba a morir, y yo no podía hacer nada, no me habían enseñado tanto sobre heridas. No...no se podía morir así sin más...
-Cariño...-dijo Liam.
-¿Qué?
-Escucha bien,amor,lo que te digo,pues creo que no habrá otra ocasión para decirte que no me arrepiento de haberte conocido.

-¡NO!No... respira tu puedes...-Ese era el problema, no podía...estaba muerto- Marilyn, por el poder que me han concedido ayúdame a salvar la vida del muchacho que cae rendido.-sentí el poder de Marilyn y como si hubiera alguien que me soplara lo que tenía que hacer, besé a Liam, pero no el típico beso de te amo, no, sino el no tan típico beso “no te mueras”, sentí como al energía de Marlyn salía de mi boca y se metía en la suya, empezó a respirar, las heridas desaparecieron y entonces si que le besé en plan “te amo,no te vuelvas a morir”.Cuando acabé de besarle, Liam dijo:

-Amelia, bésame, bésame y apaga mis lágrimas, las lágrimas que brotaron dentro de mí al pensar tan solo que no volvería a verte.
-Pues,claro, te besaré hasta que mi respiración no pueda más-dije.

Cuando acabamos estaba todo lleno de gente, me acerqué a Marilyn y curé sus heridas.
-¿Estás bien?
-Sí, pero ya no soy maga.
-Oh, cuanto lo siento, no pretendía quitarte el poder,solo salvarle a él.
-Él me salvó la vida, vinieron los del Lado Oscuro, yo os quería preguntar una cosa y subí, Liam era el único que estaba aquí cuando me atacaron y me protegió. Yo he visto lo que hacías y sé que nadie que sea inmaduro como tú puede hacerlo, el destino lo quiso así, quiso quitarme el poder por tanto me iré para no volver.
-Gracias-dijo Liam.

Entonces entraron Violeta, Lidia, Camila y María.

-¡No sabes lo que ha pasado!-dijo Lidia.
-¿Qué ha pasado?
-Te contaré, estábamos abajo subiendo las escaleras, oímos unas voces y decidimos ir a husmear, vimos a Adam hablando por teléfono, con los del Lado Oscuro, subimos corriendo y él no se enteró de nada, ahora hemos descubierto que no nos podemos fiar de él pero...jugamos con ventaja porque él no sabe que nosotras sabemos que es del Lado Oscuro y nos prepara una trampa.-dijo Violeta.
-Hay que contárselo a Dafne para preparar una estrategia.-dije yo.-¿Qué ha pasado con vuestro enfado?
-Nos hemos dado cuenta de que es un farsante y no vale la pena.

Recibí un mensaje de John decía “Gracias por dejarme tirado, al menos me podría haber dicho que no iba a venir nadie, estoy aquí sentado aburrido”. Y se me ocurrió una idea escribí “Es que he pensado que el amor siempre es casual, mira a la chica que hay en el banco de al lado, puede que sea tu chica ideal”.
Y así fue como John se enamoró de una vagabunda del Parque Central, eso podría haber dicho, si no fuera porque encontró a la chica ideal, una vagabunda, pero a su chica ideal.

Capítulo 12 aquí.

1 comentario:

  1. O.O madre miaXD esto parece una telenovelaXD
    Besitos de miel^^
    Alicia

    ResponderEliminar

Coméntame, cuéntame que opinas y si tienes un blog, no dudes en hablarme de él. Me pasaré en cuanto pueda :3