domingo, 6 de abril de 2014

Apagado ¿por siempre?

Allí estaba otra vez. Columpiándose en el parque con los ojos cerrados. Kurt siempre había querido volar. Era su sueño, su fantasía frustrada. Él nunca se conformaba, siempre aspiraba a más. Quizás a demasiado. Por eso nunca había sido feliz. 

Courtney lo adoraba. Ella era la chica más fuerte y dura que existía en Aberdeen, pero cuando estaba con él parecía capaz de romperse en cualquier momento. Kurt también la amaba, pero nunca tanto como ella a él. Y Courtney lo sabia perfectamente, su único amor era la música. Pero ella lo seguía amando, porque a Courtney le gustaba lo imposible. Quizás por eso nació Frances.
 
Era gracioso verlos juntos. Intentando criar a una niña. Intentando encajar en el mundo. Kurt siempre iba con la mirada perdida, triste. Ya nada le satisfacía. 
Miraba a su hija con culpabilidad, como si pudiera herirla con su presencia. Courtney seguía mirándole como la noche que se conocieron en aquel concierto. Los años pasaban y ella seguía adorandole. Aunque ya no se columpiara, aunque ahora solo fuera al parque a acompañar a su hija. Ella nunca quiso abandonarle.

 Kurt era un hombre intenso, o al menos siempre lo había sido y cuando creyó que su intensidad se estaba apagando, decidió apagarse del todo. 

Es mejor quemarse que apagarse lentamente.


9 comentarios:

  1. Creo que es precioso el texto Amanda, a mi Kurt y su grupo me gustan mucho. Pero amo demasiado su carta de suicidio, sobre todo la frase final que hace que se me hiele el corazón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Mi hermoso Donald,la parte final me aguó los ojos,y la parte de Frances,fue hermosa,te felicito.
    Me volviste a romper mi corazón.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso texto,para estos días que tanto se ha vuelto a hablar de él,es imposible no ponerse triste y más porque nunca podrás conocer a la persona que quizá más admiras.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó el texto amanda, y la frase del final, me parece tan cierta, tan verdadera, tan adecuada para él y el modo de vida que llevó. Creo que de verdad lograste hacerle justicia.

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaaa! Bueno no sé si te habrás pasado ultimamente por mi blog, pero lo dejé un poco apartado unas semanitas, y aquí estoy de nuevo, es simplemente para avisarte y decirte que por tu blog sigo también :) Un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
  6. Sinceramente no es que fuera muy fan pero aun asi el texto es fantastico, maravilloso, precioso como siempre, besos :)

    ResponderEliminar
  7. Dios, me ha encantado Amanda <3
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Vale, mirando entradas me acabo de encontrar con esta preciosidad y tú mejor que nadie sabes que si amo a alguien más que a nada en este mundo, es este hombre. Este hombre me enseñó cómo ser valiente, como luchar pase lo que pase, no importa cuán difícil sea la situación en la que estés, nunca tienes que darte por vencido y todo esto me lo enseñó él, a través de sus canciones, a través de ser como era, él mismo, sin importar qué pensara la gente de él. Así que solo puedo decirte gracias, gracias por haber captado su esencia y por haberlo hecho tan real, tan cercano, a pesar de que ya no esté. Gracias.

    ResponderEliminar

Coméntame, cuéntame que opinas y si tienes un blog, no dudes en hablarme de él. Me pasaré en cuanto pueda :3