domingo, 23 de noviembre de 2014

Decora tu habitación #DIY


Holis :3 Hoy os traigo un DIY sobre cositas que poner en tu habitación, y como este verano me lo he pasado en casa sin viajar ni nada pues un día dije: Oye, podrías decorar esto un poco... Y bueno, de ahí surgió la entrada que os traigo hoy. La idea es tener este dibujo en la pared, peeeero sin que esté pintado directamente porque si pinto la pared me matan xd 

Lo que yo hice fue coger estas dos imágenes porque me gustan más la forma de la primera pero también quería a campanilla y las letras, so...



Este es el material que necesitamos: 

· Tijeras 
· Tempera negra
· Pinceles
· Lápiz
· Goma
. Vaso con agua el mío esta vacío porque YOLO
· Cartulina / Lámina DIN A3 o sino dos de DIN A4
· Blu-tack






Lo primero que vamos a hacer es calcar o copiar los dibujos en la cartulina, las letras incluidas aunque hacedlas un poco más gordas porque sino después al cortarlas puede que se rompan. Con la varita de Campanilla igual.




Después con las tijeras o con un cúter, vamos a recortarlo todo, no vayas rápido porque sino se te pueden romper. tómate tu tiempo y ya está.




Después de recortarlo, pones las figuras encima de otra hoja o encima de un periódico y con ayuda del pincel lo pintas todo, que no te quede nada en blanco porque se nota bastante. Solo hace falta que pintes una cara.




¡Y ya está! Ahora solo te queda poner el blu-tack en la parte de atrás con cuidado que no se vea y pegarlo a la pared como quieras :3 Espero que os haya gustado este DIY, yo he disfrutado mucho haciéndolo y este es el segundo que hago porque mi hermana me ha pedido que le haga el mismo para su habitación xd Un beso y nos vemos un día de estos ^^










martes, 11 de noviembre de 2014

Crash

Es un día cualquiera.

Un día de esos que te encantan porque llueve a mares.

Pero tienes que ir en coche a buscar a tu hermana que acaba de trabajar justo ahora.

Te sientas en el asiento del copiloto, cambiando de emisora hasta que encuentras esa canción que tanto te gusta.

Te reclinas en el asiento tarareando y ves las gotas chocar contra el cristal del coche.

Plop, plop, plop.

La tormenta empeora y miras el cielo en busca de relámpagos que poder ver.

El coche se para y esperas a que entre tu hermana, que por cierto, entra empapada de pies a cabeza.

Te empieza a relatar todo lo que ha hecho en el día y tu te ríes a carcajadas cuando te dice que casi se cae en un charco.

Pero de repente, unas luces blancas te ciegan.

Oyes gritar a tu padre que va al volante y el miedo se apodera de ti.

Todo a tu alrededor empieza a dar vueltas cuando intentáis esquivar el coche que viene directo hacia vosotros y acabáis dando vueltas en medio de la calle.

Intentas pensar en alguna cosa fuera de esa situación, pero lo único que se te viene a la cabeza es lo que está pasando en ese momento. Piensas en darle la mano a alguien o susurrar un Te quiero para despedirte.

Pero lo único que oyes es un Crash.

Y todo se apaga.

Todos esos momentos que viviste.

Los recuerdos con tu padre cuando te enseñó el ciclo de la marea. Cuando tenías miedo de decirle la nota que habías sacado en el último examen por miedo a que te castigara. Cuando se disfrazaba en Halloween y asustaba a tus amigos. Cuando te acurrucabas junto a él en el sofá y veíais una película juntos. Hasta cuando te quedabas dormida en su pecho cuando eras pequeña.

Y los recuerdos con tu hermana.

Cuando dormíais en la misma habitación y jugabais a saltar de cama en cama para que no os comieran los tiburones. Cuando te consoló en esos momentos de tristeza. Cuando le dijo a tus padres que necesitabas gafas aunque tu no quisieras llevarlas. Cuando empezasteis a contaros vuestras historias románticas y a soñar con unas nuevas. Cuando visteis películas en el cine y acabasteis llorando a más no poder.

Pero todo se apaga.

En un solo golpe.