miércoles, 11 de marzo de 2015

Posibilidades...

Voy caminando por la calle, una tarde de marzo, el sol escondiéndose tras los edificios.
A mi alrededor hay gente caminando: parejas, familias, adolescentes, un hombre mayor está sentado tirando migas de pan a las palomas de su alrededor.

Hay una chica caminando por el otro lado de la acera, con una gabardina y la cabeza gacha. ¿Habrá tenido un mal día en el trabajo por culpa de la pesada de su jefa? Puede que sea una espía del gobierno y está persiguiendo a ese hombre trajeado que va a unos metros por delante de ella. Puede que hoy sea su cumpleaños y su pareja no se haya acordado. Puede que esta chica sufra depresión o se sienta acomplejada por cualquier cosa. 

Hay tantas posibilidades...

Un chico pasa corriendo por delante de mí. ¿Adonde irá?

A lo mejor esta yendo a buscar a esa chica que se sienta a su lado en biología porque se ha dado cuenta de que vale mucho más la pena que la chica de la que lleva enamorado desde primaria, que por cierto, ni sabe que existe. A lo mejor simplemente llega tarde a una cita con el médico, o se acaba de acordar de que ha dejado el horno encendido con la cena dentro. A lo mejor acaban de decirle que su hermana pequeña no ha vuelto del colegio y está buscándola. Puede que simplemente haya tenido un subidón de adrenalina y le ha apetecido correr. 

Hay muchísimas más posibilidades sobre las vidas de estas dos personas, seguramente ninguna de las anteriores sea la correcta, pero eso es lo que hace que inventártelas conserve su magia.

Que nunca sabrás cuál es la verdadera. 



2 comentarios:

  1. me ha encantado, sobre todo como termina el texto :) saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encantan tus pequeñas especulaciones. Con simples ideas explicas un gran tema.
    Besos, Andrea.

    ResponderEliminar

Coméntame, cuéntame que opinas y si tienes un blog, no dudes en hablarme de él. Me pasaré en cuanto pueda :3