viernes, 22 de mayo de 2015

¿Qué estudiar? Experiencia y consejos

Holaaa,
Hace poco vi en el blog de Alba Cuteness (link aquí), una entrada en la que hablaba de qué quería estudiar *ejem, leedla, ejem* jajaja.  Yo tengo una curiosidad insana hacia estas cosas, estoy obsesionada con saber o bien  a qué se dedica alguien, o qué estudia, o qué quiere estudiar, es lo primero que me pregunto y no lo puedo evitar así que desde aquí quiero contaros qué es lo que voy a estudiar, qué os aconsejo hacer si no sabéis que estudiar...

Empecemos por el principio, ahora mismo estoy acabando 4ºESO, (sino sois de España esto equivale a 2º de Enseñanza Media o Secundaria o a 10º de Educación Media). Es decir, cuando acabe este curso haré mis dos últimos años antes de la Universidad. Yo, en un ataque de inconsciencia, decidí escoger como optativas dos asignaturas que no tenían nada que ver: Física y Química, y Latín. ¿Por qué? Pues porque siempre me han gustado las lenguas pero no quería descartar mi oportunidad con la ciencia. A final de curso, me doy cuenta de que adoro a mi profesor de Física y Química, adoro la Química y le he cogido cariño a la Física.  Y me pregunto a mi misma, ¿qué quiero hacer?
"Las personas no eligen sus carreras, sino que son engullidos por ellas."- John Dos Passos
Aquí es donde entra mi consejo, no os centréis solo en asignaturas (esta me gusta, esta no), ya disfrutaréis plenamente de ellas en la universidad. Pensad en las oportunidades que os ofrece cada recorrido. Tras haber hecho yo esto, me di cuenta de que la mayoría de las salidas que te ofrece el bachillerato humanístico o de letras son como profesor (además de unas pocas como arqueólogo, editor, traductor, escritor...) y que yo no quiero ser profesora. Así que de repente, lo que todo el mundo tenía por seguro (yo haciendo Letras) se vino abajo. Es raro y difícil llevarle la contraria a la gente, pero hay que hacerlo de vez en cuando.


Reconozco que me da un poco de vergüenza decir que quiero hacer Ciencias. No sé por qué pero me da la sensación de que la gente no se lo espera y que no me ve. Pero lucho contra ello y ya está.

Así que voy al grano, paraos un momento y examinad todos los bachilleratos (artístico, humanístico, social y científico), paraos otro momento y mirad las carreras que más os interesan. Si como yo antes, estáis entre dos bachilleratos o no lo tenéis claro: tranquilos. No se acaba el mundo, simplemente probad un poco de todo, intentad con lo que se os dé mejor y sobretodo, haced lo que os dé la real gana, que nadie influya en vuestra decisión. Aunque tampoco os baséis solo en lo que se os dé mejor, porque si fuera así yo no estaría eligiendo el b. científico xd

Y bueno, antes de acabar, quiero decir que admiro y respeto todos los bachilleratos. Me parecen todos muy necesarios y maravillosos. Adoro el arte, adoro la literatura, adoro las lenguas, adoro la química, y por desgracia tengo que elegir, como todo el mundo, pero solo quiero decir que a pesar de las ideas que hay relacionadas con cada carrera y bachiller todos son increíbles, simplemente disfrutad de estudiar y aprender, ya está.
"Creo que cometimos un error- explica en voz baja-. Todos hemos empezado a menospreciar las virtudes de las demás facciones para reafirmar las nuestras. No quiero que sea así, quiero ser valiente y altruista, y también inteligente, amable y sincero.- Cuatro, Divergente."


P.D.: Los que seáis de Latinoamérica y no hayáis entendido alguna cosilla, he encontrado una tabla de equivalencias entre los estudios en España y en los diferentes países de América del Sur, click. Y si tenéis cualquier otra pregunta, dejadlo en los comentarios :3

sábado, 16 de mayo de 2015

Je vais t'aimer

Él se lo pierde.

Esa era la frase que no dejaba de repetirse. Le encantaba y ni siquiera sabía por qué.

No era el más guapo, ni el más listo, ni el más gracioso.  Pero aún así cada vez que lo veía se le disparaba el corazón, cada vez que sus miradas se encontraban a la salida algo explotaba. El mundo empezaba a girar al revés.

Todas las canciones le recordaban a él. Todas las palabras sonaban como él. Todas las miradas parecían suyas. Todos los suspiros. Todas las sonrisas.  Y, sin embargo, no lo eran.

Verdes. Eran verdes y profundos. Pícaros, y a la vez dulces: sus ojos.


Mírame.

Susúrrame algo al oído, y esto habrá perdido el sentido.

Dime como consigues hacerme temblar. Dímelo más cerca.

Vamos a tumbarnos en la hierba. Vamos a acariciar el sol.

Rózame. Acaríciame. Necesito tocarte.

Te quiero amar hasta prender infiernos en tus ojos.

¿Y tú?